Y ahora lo puedo enteneder

Y ahora lo puedo entender, entender que con nuestra forma de ser, de vivir, de realizar las cosas no dejamos fluir nuestra verdadera esencia, nos negamos a ser felices, nos negamos a dejar que sean felices los que tenemos a nuestro alrededor. Ese afán de protección o de control, el no dejarnos fluir libremente es el que nos limita nuestra fluidez en la vida, en el hacer del universo que nos rodea. En el afán de llevar a cabo nuestro hacer nos impide nuestra felicidad, pretendemos ser perfectos y pasar por la imperfección, queremos saborear las mieles del final de las cosas sin haber disfrutado previamente del recorrido.

En el correr del agua de los manantiales, nos preguntamos tal vez hacia donde va?. Nos preguntamos que camino seguirá?, por qué cauce desembocará?, y un sin fin de preguntas a las cuales pretenderemos ponerles coto por nuestra manera de ser. El fluir del agua de la fuente original, esta no se pregunta hacia donde ni por donde ira, puede haber un camino marcado, un cauce al cual seguir, pero en cualquier momento esto puede cambiar y acabar en cualquier otro lugar, y no por eso se paga en el camino a seguir.

Es pues lo que debemos hacer en nuestra vida, en nuestro día a día, en nuestro caminar, debemos ser flexibles en ello para poder dejar a nuestra vida seguir y fluir, de esta manera, cuando nos dejamos llevar veremos fluir nuestra verdadera esencia y poder disfrutar de nuestra vida.

Cuando el agua de un rio corre, y llega a un estanque no muere allí su esencia, su vida, su recorrido, una parte se filtra en el fondo del estanque o lago, otra se evapora, otra corre a través de las raíces y hojas de las plantas que hay en su contorno, otra sirve para dar de beber a quien la toma para calmar su sed, otra se evapora y así poder viajar hacia otros lugares para poder llevar así su preciado poder.

Y ahora entiendo que la verdadera esencia de nuestra vida, no esta solamente en el final de nuestro recorrido, si no, en el recorrido en sí, que es el que nos da la verdadera felicidad.

Pruébalo y te sorprenderás.

0 comments

No comments yet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *