Feng Shui

Un buen Feng Shui, se realiza haciendo que el flujo de Energía que existe en nuestro entorno, la utilicemos para que atraigamos la buena fortuna a la que nos encontramos allí.

El estudio del Feng Shui, no es una moda (como algunos podrían denominar), si no mas bien una tradición arraigada en el pueblo, cubierto por un halo de secretismos, a lo largo de los miles de años, han ido saliendo a la luz, poco a poco todos sus secretos quedando hoy en día muchos de ellos aun sin conocer o mejor dicho sin salir a la luz, puesto que han llegado a nosotros a través de libros o linajes de maestros, que lo transmitían oralmente.

El Feng Shui, se basa en el comienzo de la existencia, la cual debe ser lo mas cómoda y agradable posible, esto es, haciéndose lo mas armonioso con la energía Chi, que abarca nuestro espacio, y se va transformando con el paso del tiempo.

Los maestros antiguos, tras largos procesos de observación y estudios, desvelaron muchos secretos de la naturaleza, ya fueran como una ubicación especial. Cosas que pasaban que se podían considerar positivas o negativas. Así pues y tras la observación de lo anteriormente descrito, se podían preveer lugares, momentos y formas propicias, para realizar o ejecutar de forma favorable diversas actividades.

Este arte milenario, se ha constituido como una parte integral de la cultura china, durante miles de años. Ha ayudado a este pueblo a lo largo de siglos a diseñar sus ciudades, construir sus casas y enterrar a sus muertos.

Un lugar con buen Feng Shui, facilita la afluencia de corrientes positivas al espacio en los que se encuentran las personas, traduciéndose estas energías generalmente en buena salud, estabilidad familiar, éxito en los proyectos o lo que algunas personan determinan en llamar “buena Suerte”.  Esto no quiere decir que el Feng Shui sea una panacea, lo único que hace es actuar, facilitando ciertos movimientos de energía para así facilitar la llegada de nuevas y fructíferas oportunidades.

Por eso decimos que el Feng Shui, no hace milagros, lo único que se pretende es el crear un espacio armónico, con el cual las personas que están dentro, se encuentren a gusto y así la energía fluya mucho mejor.