Hipnosis Clinica

TABACO/MARIHUANA

Tanto en la adicción al tabaco como la adicción a la marihuana, se emplean las mismas técnicas, con una variante y es que la adicción al tabaco con tres sesiones semanales queda totalmente solucionado el problema adictivo y eliminado el estado ansioso, consiguiendo de esta forma que la persona no caiga en el hábito de la compulsión por la comida con el consiguiente aumento de peso que eso comportaría, así por esta fórmula no hay ni ansiedad ni aumento de peso, no teniendo jamás  necesidad de fumar. En la adicción a la marihuana el tratamiento será de ocho sesiones puesto que en este caso la reprogramación en el subconsciente necesita de un refuerzo progresivo para así poder liberar a la persona de la adicción definitivamente. DEJA DE FUMAR CON HIPNOSIS El acto de fumar es una forma lenta de cometer suicidio, la nicotina que lleva el cigarrillo es la responsable de la gran dependencia que genera el tabaco y tiene una capacidad adictiva cinco veces más que la heroína. Es una adicción crónica generada por el consumo de tabaco, produciendo  una dependencia psicológica y física y un gran número de enfermedades. La esperanza de vida de un fumador puede reducirse  hasta veinte años. El tabaco es la mayor pandemia conocida en la historia de la humanidad, teniendo en cuenta de que el tabaquismo no es un hábito, es una drogadicción. Las enfermedades que más se relacionan con el tabaquismo son: –   El cáncer de pulmón y de laringe. –   Alto riesgo de producir cáncer de estómago, esófago, riñón, vejiga, leucemia, etc,.   Consecuencias en el embarazo:   –   La exposición prenatal al tabaco provoca alteraciones en el sistema respiratorio de los bebés prematuros. –   La exposición dentro del útero al cigarrillo afecta a la función pulmonar en el momento del nacimiento. –   Muerte súbita. –   El tabaquismo durante el embarazo provoca asma en los niños. Existen varias sustancias tóxicas que se quedan en el organismo cuando se fuma: –   Nicotina: Alcaloide que induce la liberación de adrenalina, noradrenalina y dopamina, provocando taquicardia, hipertensión y una intensa vasocontrición. La nicotina es la responsable de la adicción del fumador al tabaco. –   Alquitrán: Este componente es de mayor grado tóxico, y está conformado por más de 500 sustancias distintas. Es irritativo y cancerígeno. –   Monóxido de carbono: Gas asfixiante capaz de causar enfermedad y muerte por su capacidad de producir hipoxia grave. –   Formaldehído; Quitaesmalte; Amoníaco; Insecticida; Naftalina; Cianuro de Hidrógeno, producido por el humo del cigarrillo y etc, etc, etc, hasta 4.000 componentes químicos. El comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo estima que “10 millones” de jóvenes españoles no llegarán a cumplir los 50 años porque morirán de forma prematura por enfermedades provocadas o agravadas por el tabaco. Cada seis segundos muere una persona por enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Para evitar las consecuencias negativas que derivan del consumo de tabaco, es preferible dejar de fumar definitivamente, y esto es posible mediante la terapia en hipnosis clínica, una estrategia mental que te va ha permitir recuperar la autoestima, el autocontrol mental, y así poder controlar de una forma natural cualquier síntoma de irritabilidad, fustración, falta de concentración, ansiedad, insomnio y por supuesto no fumar nunca más. Las sesiones que necesitarás para conseguir librarte del hábito del tabaco son muy pocas, tan solo UNA ÚNICA SESIÓN DE HIPNOSIS DE UNA HORA SI ES INDIVIDUAL, Y DE CUATRO SI SE HACE EN GRUPO. Ahora puedes vencer la adicción al tabaco de forma definitiva.

ALCOHOL
 Una vez la persona reconoce que es alcohólica, procederemos a la reprogramación de su subconsciente y y paralelamente se le tratará con remedios homeopáticos y ortomoleculares para así lograr un óptimo y definitivo resultado, la duración el tratamiento en este caso será de entre diez y quince sesiones semanales dependiendo del grado de alcoholismo que presente el paciente. El alcoholismo es una adición a las bebidas alcohólicas. Se caracteriza por una necesidad de tomar bebidas alcohólicas de forma frecuente. El alcohol se suele utilizar de forma errónea para aliviar la ansiedad, conflicto en relaciones interpersonales, depresión, baja autoestima. Otros factores son la facilidad para conseguir alcohol y la aceptación social del consumo de alcohol. Existen otras causas  que juegan un papel importante  en su desarrollo, pues las evidencias demuestran que quien tiene un padre o una madre alcohólicos tiene mayor probabilidad de adquirir esta enfermedad. Esto puede deberse, más que al entorno social, familiar o campañas publicitarias, a la presencia de ciertos genes que podrían aumentar el riesgo de alcoholismo. El alcohólico está bajo un serio riesgo de salud que le puede  llevar a una muerte prematura como consecuencias  de afecciones de tipo hepática como la cirrosis hepática, hemorragias internas, intoxicación alcohólica, cáncer de hígado, accidentes y suicidio. Los problemas sociales que derivan de la adicción al alcohol son importantes, como problemas financieros, pérdida del puesto de trabajo, conflictos conyugales, divorcios, desórdenes públicos, etc, etc,. En los colegios cada vez es más baja la edad en que se inicia el consumo del alcohol. Así pues en necesario y de vital importancia el plantearse seriamente  y reconocer que se está bajo la influencia del alcohol  y pedir ayuda y la salida es posible. No permitas que el alcohol destruya tu vida, y la de tu familia, estamos a tu disposición para ayudarte totalmente.
LUDOPATÍA 
(ADICCIÓN A LOS JUEGOS)
 La duración del tratamiento será de doce sesiones semanales, y en todos los casos que hemos tratado de adicciones se tratará y potenciará la autoestima, puesto que es el denominador común para ser atrapado en cualquier tipo de adicción. La eficacia demostrada de la hipnosis en estas patologías está haciendo de ella una herramienta de  gran valor en el mundo de la salud. Se estima que en España más de 500.000 personas sufren serios problemas con el juego y casi 800.000 presentan algunos de los síntomas característicos de los ludópatas. El punto de partida de este tema es que el juego patológico, aunque pueda parecer un vicio, es una enfermedad. Muchas personas han llegado a perderlo todo, dinero, familia, trabajo, relaciones, por culpa de su dependencia al juego. Para estas personas enfermas, el juego es una obsesión, un descontrol de los impulsos. Estas situaciones se suelen prolongar en el tiempo, debido a que la persona adicta no suele reconocer que lo es. Tiene tendencia a mentir incluso a los seres más próximos, a endeudarse para saldar sus deudas de juego y poder jugar nuevamente y así sucesivamente. El perfil de la persona adicta a las máquinas tragaperras, es el de un individuo con problemas de ansiedad, dificultades de adaptación social y escasa tolerancia a las fustraciones. La máquinas tragaperras están diseñadas de manera que puedan seducir, atraer, y estimular al jugador mediante música, colores, el sonido de las monedas al caer, y haciéndole creer a la persona adicta de que tiene control sobre la máquina para obtener premios al utilizar unos mandos, cosa que de ninguna manera es cierta. Mediante la hipnoterapia que se le aplicará al paciente, eliminando y reestructurando los problemas de ansiedad y comunicación  y en definitiva creando un estado de autoestima, seguridad, control y autodomio, se erradicará definitivamente la adicción a las máquinas tragaperras. La adicción al juego es una enfermedad
LA COCAÍNA 
EL CRACK
 La adicción a la cocaína, es una enfermedad que hoy en día es posible de curar. La cocaína es un polvo blanco que se obtiene secando las hojas de la planta de la coca. Los términos de argot para la cocaína son: coca, nieve, marchosa, lady pura, pasta, blanca, perico, perica, garlopa. La cocaína puede aspirarse por la nariz, consumirse por vía oral, inyectarse o fumarse. El crack es el término que se aplica a la cocaína de base libre, que se prepara en pequeños gránulos o cristales ( rocks), que se fuman a través de una pipa de agua. La cocaína es un estimulante que hace que la persona adicta se sienta hiperestimulado, eufórico, lleno de energía y mentalmente alerta después de que haya consumido la droga. La cocaína es una droga que origina una fuerte adicción y el desarrollo de graves problemas mentales y físicos, puesto que con una sola toma se puede llegar a una sobredosis y por consiguiente morir. La cocaína es un poderoso estimulante del sistema nervioso central que interfiere con el proceso de absorción de la dopamina, un mensajero químico asociado con el placer y el movimiento. La acumulación de la dopamina provoca una estimulación continua de las neuronas receptoras, que está asociado con la euforia  que sienten las personas que consumen cocaína. Algunas de las personas que consumen cocaína dicen sentir desasosiego, irritabilidad y ansiedad. Se puede desarrollar tolerancia a la euforia y son muchos los adictos que dicen intentar en vano conseguir que la droga les produzca el mismo placer que sintieron la primera vez que la consumieron. Ciertos adictos aumentan su dosis para intensificar y prolongar los efectos eufóricos. La adicción es una enfermedad cerebral. Una enfermedad que se puede tratar y de la que hay recuperación. Hoy en día, gracias a las investigaciones y las nuevas tecnologías, cada vez se sabe más como  actúa la cocaína en el cerebro y los efectos que produce, lo que permite desarrollar tratamientos adecuados para que el adicto recupere el control de su vida y para que se pueda curar de la adicción a esta droga. Episodios de uso continuado y repetido de cocaína, en dosis cada vez más altas, pueden llevar a un estado creciente de irritabilidad, desasosiego y paranoia. Esto puede acabar en un episodio de psicosis paranoica total en la que la persona adicta pierde el sentido de la realidad y le sobrevienen alucinaciones auditivas. Otras complicaciones asociadas con el uso de la cocaína son alteraciones en el ritmo cardiaco, ataques al corazón o al cerebro, dolor en el pecho, convulsiones, dificultad respiratoria, dolor de cabeza, dolor abdominal, náuseas, desnutrición puesto que la cocaína tiene la tendencia de disminuir el apetito. Según las maneras de consumo de la cocaína pueden ocasionar diferentes problemas: la inhalación  de la cocaína puede llevar a la pérdida del sentido del olfato, problemas para tragar, sangrados nasales, ronquera y secreción nasal crónica. La ingestión de  cocaína puede causar gangrena intestinal grave debido a la reducción del flujo sanguíneo al intestino. Los que se inyectan la cocaína pueden experimentar una reacción alérgica aguda y al igual que cualquier usuario de drogas inyectables, tiene mayor riesgo de contraer el VIH y otras enfermedades de transmisión sanguínea. El etileno de cocaína: Cuando las personas combinan el consumo de cocaína con el alcohol, están agravando el peligro que presenta cada una de estas drogas  y, sin saberlo, realizan en sus propios cuerpos un experimento químico, pues al combinar la cocaína con el alcohol, el hígado fabrica una tercera sustancia, el etileno de cocaína, que intensifica los efectos eufóricos de la cocaína y potencialmente aumenta el riesgo de muerte repentina. El tratamiento utilizado para desenganchar a la persona de la adicción a la cocaína mediante hipnosis clínica tiene unos resultados bastante favorables y en la mayoría de los casos se consigue que la persona salga del tormento de la adición y que no vuelva a recaer.

“Las Técnicas naturales que aplicamos no sustituyen ni excluyen la atención o el tratamiento médico o farmacológico convencional prescrito por profesionales sanitarios”.

Fechas de inicio: a concretar,

ABIERTA LA INSCRIPCION PARA EL CURSO

 Lugar:

c/ d’Avall, 4 local, 08350, Arenys de Mar Telf. 93 792 39 30 , Movil 649 46 83 54

Inscripciones y solicitud de informacion,( poner nombre, dirección , e-mail y dudas) al e-mail:           contacto@armonianatural.org