HOY DEJO QUE MI LUZ BRILLE

Hoy dejo que mi luz brille, que buen comienzo, para poder seguir existiendo, en los dias que estamos pasando donde la incertidumbre nos rodea, hemos de mirar hacia adelante, y no dejar que el miedo, el pánico y todo lo que nos rodea nos ahoguen en un sin fin de pensamiento, donde los pensamientos, las interpretaciones, no maten a la vida, y sobre todo que la ilusión y la felicidad sean nuestros guías para poder seguir adelante.

De siempre he escuchado que hemos de seguir a nuestro corazón a la hora de realizar las cosas, que hemos de escuchar a todo el mundo, e ir aya donde enseñen, pero que sobre todo la ultima palabra que a de salir de nuestra boca sea la nuestra, y si en algún momento alguien la pone o nos la intentan hacer decir, que salgamos corriendo.

De igual manera, he sentido hablar a muchas personas de muchas creencias, y religiones, dispares entre sí, totalmente opuestas en sus pensamientos, rezos o creencias, pero todas tienen una cosa en común, que es el respeto a la vida, la tolerancia con quien te rodea, la comunicación y el dialogo con todo aquel que esta junto a tí. Por otro lado, creo, que donde realmente nos equivocamos, es en la radicalización de los mensajes que nos dan las escrituras, y los libros sagrados de cada Fé, la interpretación de sus enseñanzas, los cuales, y según quien las de, puede tomarse por una cosa u otra, llegando incluso a llevarse a lo más extremistas sus mensajes.

La falta de educación, conocimientos, el no querer que las personas aprendan, que nos distraigan de la verdad, con escenas o acontecimientos a favor de unos y otros, todo esto para que, para el beneficio de unos pocos?

la falta de respeto hacia la vida humana, es el desconocimiento que tenemos de la verdad, actuar en nombre de uno u otro es la falta de seguridad, confianza de respeto hacia nosotros mismos, el dejarnos dominar por una ideología impuesta, es la falta de decisión.

Empecemos a pensar por nosotros mismos, empecemos a ilusionarnos con la vida, con poder hacer todo aquello que siempre hemos querido hacer, empecemos a ser felices y hacer feliz a todos aquellos que nos rodean, sin necesidad de catalogarlos, bien por su raza, creencia, ideología, etc. ya que al fin de cuentas, y seamos sinceros con nosotros mismos, todos somos iguales, y nadie es superior a otro, o acaso, si nos hiciéramos un corte, la sangre que manaría de ese corte, serian de colores diferentes.

Que más poder decir, os dejo esta reflexión a la espera de poder leer vuestras reflexiones, para así poder aprender de ellas, enriquecerme, y crecer internamente y mentalmente, para no quedarme encasillado en esa falta de conocimiento en la cual estamos la gran mayoría de los mortales, y así no dejarme manipular, tener mi propia decisión, y sobre todo para que cada día que pase el poder ser más feliz, y para eso, me digo cada día,

HOY DEJO QUE MI LUZ BRILLE

POR SI SOLA

0 comments

No comments yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.